Anuario Nielsen 2013: Crece la Marca de Distribuidor y desciende el Consumo de Productos Basicos

Por primera vez en varias décadas, el consumo de productos básicos para el hogar, tales como la alimentación, droguería o perfumería, descendió en 2012 -un 0,6 por ciento- y lo hizo debido a la crisis, el descenso de la población inmigrante y el aumento de los precios.

La marca de la distribución sigue creciendo en todos los segmentos, si bien en alguno alcanza más del doble de cuota que en otros. En Droguería y Limpieza ha logrado superar la mitad de las ventas, el 50,8% del total, ganando 2,2 puntos sobre el año anterior. En Alimentación supone el 43,5% de las ventas, con una ganancia de 1,9 puntos. En Refrigerados y Congelados llega al 40%, por el 38,4% que tenía en 2011. Las secciones con menor presencia de la marca de la distribución siguen siendo Perfumería e Higiene, donde logra el 22,4% de cuota, ganando 1,6 puntos; y Bebidas, con el 20%, y un crecimiento de 0,8%.

Promociones:

Una de las estrategias de fabricantes y distribuidores para tratar de aumentar las ventas es la actividad promocional, que fue especialmente significativa en el último trimestre del año. En diciembre de 2012 el 22,6% de los productos básicos para el hogar vendidos en hipermercados y supermercados tuvieron algún tipo de promoción; en noviembre los artículos en promoción fueron el 20%, y en octubre el 18,9%.

Por el contrario, los nueve primeros meses del año la actividad promocional en los productos de gran consumo fue inferior al año anterior. Esta mayor actividad promocional coincide en el tiempo con la subida del IVA, lo que puede indicar una estrategia de intentar paliar el posible efecto que tuviera este aumento de impuestos sobre las ventas haciendo ofertas atractivas para que los consumidores siguiesen comprando.

Consumo:

El gasto de los hogares en productos básicos para el hogar creció mínimamente en 2012 hasta alcanzar los 70.700 millones de euros, lo que supone un 0,6% más que el año anterior. El crecimiento se explica por el moderado aumento de los precios, que subieron un 1,2%, pues el volumen de ventas disminuyó por primera vez en décadas, con un descenso del 0,6%.

Un fenómeno a destacar son las tiendas regentadas por inmigrantes, que están logrando amortiguar el descenso de las tiendas tradicionales de alimentación. Mientras el número total de estos comercios ha bajado de las 34.599 que había en julio de 2010 a 32.805 en julio de 2012; las tiendas con propietarios extranjeros ha pasado de 4.913 en 2010, a 5.844 en 2011 (un 19% más) y 6.781 en 2012 (un 21% más). Así, en los últimos tres años han pasado de representar el 14% de todo el comercio de alimentación tradicional a suponer un 21%.

VER INFORME: Anuario Nielsen 2013.

FUENTES: Nielsen, MarketingNews

Share